Google+ Followers

19 de febrero de 2009

Muerte en el plazo

Es espeluznante que la vida dependa del acuerdo de unos políticos sobre si es a las catorce semanas o a las treinta cuando se te debe considerar vida humana con derecho a ser protegida.
Es terrible que, a pesar de las leyes, las clínicas dedicadas al aborto lo practiquen en cualquier momento del embarazo y que se estén enriqueciendo a costa de la muerte.
Es de una frivolidad incalificable que cuando una mujer se queda embarazada sin proponérselo alguien haga la temible pregunta: "¿qué vas a hacer?". Es decir, ¿vas a tener ese niño/a o lo vas a matar ahora que estás a tiempo? Porque esa es la cuestión. Luego ya será demasiado mayor y puede que tuviera problemas legales.
Es cínico que se les llene la boca con palabras de defensa de los "más débiles" e inventen nuevos términos para no discriminar a los "discapacitados", cuando en realidad lo que preferirían es que no hubieran nacido y se favorece la eugenesia en el seno materno.
¿Qué opinas de todo esto?

17 de febrero de 2009

JORNADAS DE APOSTOLADO SEGLAR


El pasado fin de semana ha tenido lugar las jornadas de Apostolado Seglar en MADRID, os remito el comunicado que se sacó.

Madrid, - 14 –15 de febrero de 2009

La Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS), presidida por Mons. Julián Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela, acompañado por Mons. Antonio Algora, obispo de Ciudad Real, Mons. Francisco Cases, obispo de Canarias y Mons. Atilano Rodríguez, obispo de Ciudad Rodrigo, junto con Mons. Elías Yanes, Arzobispo emérito de Zaragoza, presidieron las XXIX Jornadas Generales de Apostolado Seglar “20 Años de la Christifideles Laici” Memoria y perspectivas., organizadas por la misma Comisión. La Iglesia española estuvo representada por un total de 120 asistentes pertenecientes a las Delegaciones de Apostolado Seglar de 44 diócesis y 35 Movimientos Apostólicos y Asociaciones de Fieles Cristianos Laicos.

Las Jornadas se iniciaron con el saludo de D. Julián Barrrio y la presentación de las mismas corrió a cargo de D. Antonio Cartagena, Director del Secretariado de la CEAS.

Mons. Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao, realizó la primera ponencia con el título “La identidad del Fiel Laico y su formación para la misión según la Christifideles Laici”. Desarrolló la misma desde su vivencia y experiencia como teólogo experto invitado en el Sínodo de los Obispos de 1987. Realizó una descripción positiva del seglar, fundamentando los rasgos en lo común cristiano, acentuando que lo sustantivo es “christifideles” (laicos, presbíteros y religiosos), lo sustantivo es que todos somos fieles cristianos, discípulos de Jesús, bautizados. Por último destacó una nueva época asociativa de fieles laicos como una gracia, respuesta a los retos de la Iglesia.

En otro momento se informó del trabajo que la CEAS realiza a través de la Subcomisión para la Familia y Defensa de la Vida, los Departamentos de Pastoral con Jóvenes y Pastoral Obrera, al igual que de la puesta en marcha del Itinerario de Formación Cristiana para Adultos.

El Profesor Guzmán Carriquiry, Subsecretario del Consejo Pontificio para los Laicos, destacó quince “Cuestiones actuales fundamentales para el laicado, a la luz de la Christifideles Laici”, entre ellas la formación como conformación, configuración con Cristo, en el sentido paulino, que nace del encuentro con Cristo, ya que la formación cristiana sin dicho encuentro tiende a diluirse, no da frutos, y los resultados son escasos. Destacó cinco ámbitos especialmente importantes hoy del testimonio del laico: la familia, el trabajo, la política, la educación y la cultura. Hizo hincapié en las llamadas recientes que el Papa ha hecho en distintos encuentros sobre la necesidad del compromiso político de los fieles laicos: “De especial manera reitero la necesidad y la urgencia de la formación evangélica y del acompañamiento pastoral de una nueva generación de católicos comprometidos con la política que sean coherentes con la fe que profesan y que estén dotados de rigor moral, capacidad de criterio cultural, competencia profesional y pasión por el servicio del bien común” (Benedicto XVI, a la Plenaria del Pontificio Consejo para los Laicos, 15-11-2008).

Se concluyó el día con el rezo de las vísperas y la celebración de la Eucaristía que presidió Mons. Elías Yanes, y tras la cena hubo una convivencia fraterna y festiva.

El domingo, después del rezo de Laudes y la celebración de la Eucaristía, presidida por Mons. Julián Barrio, se trabajó por grupos sobre los avances, retos y tareas más urgentes de los fieles laicos en el interior de la Iglesia y en la vida pública, finalizando las Jornadas con el plenario donde se compartieron estas reflexiones que serán punto de partida para nuevas Jornadas.