Google+ Followers

18 de mayo de 2007

LA ASCENSIÓN


¡HAN PASADO UN MONTÓN DE DÍAS CON JESÚS RESUCITADO!

Algo había cambiado y todo seguía igual, pero en el interior cada uno sentía algo especial.
Quizá estaban esperando que nunca se fuese.... pero sucedió.
Lo mismo que tampoco contaban con la resurrección, quizá tampoco contasen con la marcha de Jesús.

El caso es que se quedaron pasmados mirando al cielo... y tuvieron que decirles: ¿Qué hacéis ahí mirando ? ¿Pensáis seguir aquí hasta que vuelva?


Desde entonces, creo que son muchas las veces que miramos al cielo en busca de una respuesta que hay que dar en la tierra de forma clara, contundente y firme, pero desde la misericordia (lo que ha de pasar por el corazón) que sólo se aprende junto a Dios.

Desde entonces, a todos los cristianos se nos llama a ser responsables de lo recibido y a vivir gozando del año de gracia instaurado por Dios y certificado en Cristo. Desde entonces, todos tenemos la oportunidad de seguir brindando con el vino nuevo y de fecundar la tierra para que traiga una vida distinta, a modo de Dios.

Cada año por estas fechas se nos recuerda nuestra mayoría de edad: a los apóstoles del siglo , los que con sus vidas hoy van continuando la labor que entonces se empezó, los que creemos que la vida desde Dios hace que cambien las cosas, los que tenemos la tarea de sembrar justicia, paz y alegría... los que con sus palabras y gestos hemos de dar respuesta en la tierra a lo que ya se da en el cielo.

Y en estas estamos hoy... por eso, porque hay muchas cosas que hacer, muchas por cambiar... hemos de seguir viviendo unidos, sentirnos en la misma barca que navega por estos mares de Dios.

Desde la Delegación de Apostolado Seglar, queremos que todos nos sintamos responsables de la tarea común que tenemos ; que nos sintamos gozosos de haber sido tocados con el dedo de Dios para continuar la labor de tantos siglos, pero sobre todo... queremos sentirnos en unidad dando la vida.

Un Abrazo fuerte





1 comentario:

Anónimo dijo...

Soy Marisol y pertenezco a la pastoral del sordo, porque soy sorda y tengo problemas de visión(síndrome de USHER). Me ha parecido muy interesante y muy claro.Parece una parábola.Voy a seguir leyendo aquí más veces.