Google+ Followers

27 de enero de 2009

Agentes de pastoral que perdieron la vida.

A esta lista provisional (20 agentes de pastoral asesinados en 2008) redactada anualmente por la agencia Fides, se deben añadir la larga lista de aquellos de los que quizá nunca se tendrá noticia, que sufren en todos los rincones del planeta y pagan con la vida su fe en Cristo.

Un obispo, 1 religioso, 2 voluntarios laicos y 16 sacerdotes. Sin contar los cristianos asesinados en Orissa (India). Analizando el elenco de los agentes pastorales asesinados en el 2008 por continentes, también este año figura en el primer puesto Asia, bañada por la sangre de 1 Arzobispo, 6 sacerdotes, 1 voluntaria seglar, muertos en Irak, India, Sri Lanka, Filipinas y Nepal.

Particularmente trágica la muerte de Mons. Paulos Faraj Rahho, Arzobispo Caldeo de Mosul (Irak), secuestrado al final del Via Crucis, a la salida de la iglesia del Espíritu Santo, la misma dónde, un año antes, el 3 de junio de 2007, fueron asesinados el párroco y tres diáconos. "Mons Rahho tomó su cruz y siguió al Señor Jesús, y así ha contribuido a llevar el derecho en su atormentado País y en al mundo entero, dando testimonio de la verdad. Él era un hombre de paz y diálogo": así lo ha recordado el Santo Padre Benedicto XVI.

Entre los sacerdotes que han muerto en India, Fides cita a Don Bernard Digal, de la archidiócesis de Cuttack-Bhubaneshwar, en Orissa (India): el primer sacerdote católico que ha muerto en la campaña de violencia anticristiana en Orissa que ha provocado, según los datos provistos por la Conferencia Episcopal Indiana, 81 muertos; 22.236 refugiados acogidos en los campos predispuestos por el gobierno y más de 40.00 personas que han huido del distrito de Kandhamal; 450 aldeas afectadas por los desórdenes; 4.677 casas destrozadas; 236 iglesias y 36 conventos, institutos y aulas religiosas destruidas; 5 sacerdotes católicos y 15 pastores violentamente golpeados, una religiosa violada y humillada públicamente. Don Bernard fue atacado y golpeado el 25 de agosto, al inicio de la oleada de violencia, y murió después de dos meses como consecuencia de las graves lesiones sufridas.


(Seguir leyendo en Solidaridad.net)

No hay comentarios: