Google+ Followers

16 de noviembre de 2007

Tenemos una cita

"Salió un sembrador a sembrar.Al sembrar, unos granos cayeron junto al camino,vinieron los pájaros y se los comieron. Otros cayeron en terreno pedregoso con poca tierra.
Al faltarles profundidad, brotaron enseguida; pero, al salir el sol, se abrasaron, y, como no tenían raíces, se secaron. Otros cayeron entre cardos: crecieron los cardos y los ahogaron. Otros cayeron en tierra fértil y dieron fruto: unos ciento, otros sesenta, otros treinta.” Mt 13,4-8


Hoy Dios nos sigue llamando a trabajar en su viña. No importa la edad, no importa la condición, no importa el sexo ni la raza,… la llamada es a ser “sembradores del Reino”. Una vez más vamos a abrir los ojos para reconocer el “campo de Dios” y descubrir cuál es la realidad que lo compone: los problemas y preocupaciones, las alegrías y los gozos, que afectan a la humanidad.



Como ya va siendo costumbre, tenemos una cita en el mes de Noviembre los laicos de Huelva,en la víspera de la celebración de Cristo Rey.
Normalmente vivimos el Apostolado Seglar con alegría porque nos sabemos no sólo sembradores del reino, sino también semillas en manos de Dios. Por ello, es justo que hagamos un esfuerzo por estar en esta jornada que es tan importante para nosotros.
Seguimos apostando para que este día, 24 de Noviembre, existan momentos de compartir la vida y de reflexionar sobre nuestro laicado, conocer un poco más lo que vamos viviendo y cómo Dios va construyendo el caminar de nuestra diócesis.



Desde la Delegación de Apostolado Seglar, inserta en la Vicaría para el Testimonio de la fe, os animamos no sólo a venir, sino a invitar a que otros también lo hagan. Rezaremos, reflexionaremos, comeremos juntos de lo que cada uno aporte y celebraremos la vida en la Eucaristía.
El lugar de encuentro será en el Seminario Diocesano y comenzaremos a las 10 de la mañana.

Serás bienvenido, estamos contentos por poder compartir las experiencias que traigas desde tu pueblo, tu comunidad, tu grupo, tu lugar concreto en el que estás sintiéndote semilla de Dios.

No lo dudes, es importante tu presencia y tu aportación.
Que Dios te siga bendiciendo para que otros reciban a través de ti la bendición que El mismo pone en tu vida.

Un abrazo fuerte

No hay comentarios: