Google+ Followers

27 de agosto de 2009

Nueve fallecidos en accidente laboral en huelva en este año

PALABRAS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA CON MOTIVO DE LA JORNADA INTERNACIONAL POR LA SALUD LABORAL del año 2000:
«Todos los cristianos debemos implicarnos en la defensa de la vida en el trabajo, porque el compromiso al servicio de la vida obliga a todos y cada uno. Es una responsabilidad propiamente «eclesial», que exige la acción concertada y generosa de todos los miembros y de todas las estructuras de la comunidad cristiana. Recordamos que, para defender la vida, es necesario que se reconozca la justa escala de valores, la primacía del ser sobre el tener, de las personas sobre las cosas».
«La Iglesia se siente íntima y realmente solidaria del género humano y de su historia, participa de los gozos y de los sufrimientos de la comunidad humana en la que vive inserta. Por ello no puede permanecer insensible a los grandes problemas humanos, como en este de la siniestralidad laboral"

Sólo tener a las familias de estos trabajadores presentes en nuestras oraciones

" ... Y QUE LOS OBREROS MUERTOS EN EL CAMPO DE HONOR DEL TRABAJO Y DE LA LUCHA DESCANSEN EN PAZ..." ( ORACION A JESUS OBRERO)

25 de agosto de 2009

¿ QUIEN ? LUIS GUITARRA

Para que nos ayude en nuestra oración diaria, se utilizó en la oración comunitaria del Pleno general de Representantes de Julio de 2009.Espero que os sirva a todos/as.
HOAC HUELVA

Una mujer, al frente de la HOAC

Pino

Pino Jiménez, Presidenta HOAC

Por primera vez en la historia de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica), una mujer ocupará la Presidencia de la Comisión Permanente de este movimiento especializado de Acción Católica. Así lo ha querido la XII Asamblea General de la HOAC que hoy ha aprobado su elección, punto final a un largo proceso de decisión en el que intervienen todos los militantes.

La elegida es Pino Jiménez (Las Palmas de Gran Canaria, 7/04/1964). Es soltera, maestra diplomada y psicopedagoga. Abandona la dirección del Colegio Público Las Vegas de Vasequillo de Gran Canaria, para desempeñar durante los próximos cuatro años su responsabilidad al frente la HOAC.

Ha sido delegada sindical por el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias (STEC) y participa en la Asociación Canaria de Economía Alternativa. Como cristiana siempre ha estado vinculada a la comunidad parroquial de La Sagrada Familia, en el barrio de las Alcaravaneras de Las Palmas.

Asume su nueva responsabilidad, en sus propias palabras, “dispuesta a fiarme del Padre y “asumiendo el compromiso como Acción de Gracias por lo que Dios ha hecho y hace en mi vida. La experiencia nos dice que, al final, uno recibe más de lo que da”.

La Responsable de Formación, también mujer.

esther

Esther Díaz, responsable de Formación HOAC

Esther Díaz (Miranda de Ebro, Burgos, 21/06/1949) ha sido elegida nueva responsable de Formación de la Comisión Permanente de la HOAC. Está casada, tiene cuatro hijos y es Técnico en Educación Infantil. Ha sido concejala en el Ayuntamiento de su localidad natal como independiente dentro de la lista de Izquierda Unida, entre 1992 y 2001, así como liberada sindical por CCOO para la recién formada Federación de Servicios de la Ciudadanía. Su vida siempre ha estado ligada a la Parroquia de San José Obrero del Barrio mirandés de Las Matillas, donde impulsó la Escuela Infantil y la Semana de Convivencia Multicultural.

Para Esther Díaz, aceptar este reto es “de alguna manera devolver lo que la HOAC me ha dado en tantos años y convertir mi vida en una acción de gracias a Dios y la Iglesia”. En su opinión la XII Asamblea General va a marcar los próximos años de esta organización dado el clima “de diálogo y tranquilidad” con que se ha aprobado el impulso a la formación de militantes y el compromiso personal y colectivo por humanizar la sociedad. “Mantengo la esperanza, en medio del dolor y el sufrimiento del mundo obrero, consciente de que para salir de ésta, más que preocuparnos de lo que podemos comprar o no, debemos ir a lo fundamental: las personas y sus necesidades más humanas”.
Pueden escuchar el discurso de presentación pulsando en el video


COMUNICADO DE LA XII ASAMBLEA GENERAL DE LA HOAC

Bajo el lema “Para evangelizar el mundo obrero y del trabajo, humanicemos la cultura”, nos hemos reunido más de 800 militantes para orar, reflexionar, dialogar y tomar decisiones sobre nuestra tarea y misión en los próximos años, teniendo en cuenta la situación actual del mundo obrero y del trabajo, de nuestra sociedad y de nuestra Iglesia.

Nos acompañaron los Obispos D. Atilano Rodríguez, Consiliario de la Acción Católica Española, D. Antonio Algora, Responsable de la Pastoral Obrera Española, D. Antonio Cerro, de Coria Cáceres y D. Elías Yanes, Arzobispo emérito de Zaragoza; representantes de los Movimientos de Acción Católica Española y de otros Movimientos laicales; representantes del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) y Movimientos de Europa y de Latino-América.

En nuestro proceso de oración, reflexión y diálogo hemos tenidos presentes a nuestros compañeros, hombres y mujeres, que siguen padeciendo la injusticia, agravada por la actual crisis, de un mercado de trabajo convertido en una selva: a los parados, a los sin techo y excluidos; a los jóvenes sin esperanza; a los pensionistas y jubilados que viven con un salario de miseria; a las mujeres marginadas en el mundo del trabajo por su género y en muchos casos obligadas a renunciar a la maternidad o incluso a abortar, si desean que les renueven su contrato; también a las mujeres asesinadas, víctimas de la violencia machista, al ser consideradas como seres humanos de segunda categoría; a los precarios; a los que el sistema laboral les impide compartir trabajo y familia, trabajo y compromiso social, trabajo y formación, trabajo y descanso, trabajo y vida… Tenemos presentes a nuestros hermanos víctimas de los accidentes laborales, esa lacra que no se quiere erradicar, y a sus familiares. Recordamos a nuestros hermanos inmigrantes, a los que se han quedado sepultados en el mar y a los que comparten nuestros barrios y nuestras calles, muchos de ellos sin papeles, por lo que se les niegan sus derechos más básicos como personas; somos conscientes de que algún día se nos juzgará por la situación de hambre y miseria que padecen muchos países y que está en el origen de este éxodo humano.

La situación actual nos exige enfrentarnos al empobrecimiento que provoca el actual sistema de producción y consumo y a la deshumanización que genera la cultura dominante, que nos aleja de los empobrecidos y nos oculta la verdadera dimensión de la justicia.

Hemos compartido que el reto está en que la Iglesia, y la HOAC como Iglesia en el mundo obrero, seamos capaces de construir en nosotros y proponer, con humildad y firmeza, un proyecto de realización humana que responda al hombre y mujer de hoy, y que seamos capaces de acompañarlo en su construcción y desarrollo. Este proyecto de realización humana es Jesucristo, que se nos ha manifestado como “el camino, la verdad, y la vida” (Jn. 14, 6) de toda persona humana.

Nuestra experiencia de más de sesenta años como Iglesia al servicio de la evangelización del mundo obrero nos enseña que nuestro punto de partida debe ser la mística hoacista, como experiencia de Jesucristo en nuestra existencia obrera, porque la manera de pensar, sentir y actuar que genera en nosotros nos hace afrontar el empobrecimiento y la deshumanización.

Para vivir y desarrollar esta experiencia de Jesucristo en nuestra existencia obrera y hacer que se convierta en una manera de ser y hacer al servicio de la humanización y la comunión, hemos acordado tres grandes formas de vida y acción:

a) El cultivo de nuestra espiritualidad y nuestra formación, para dejar que Jesucristo siga configurando nuestras vidas y superar las conductas y apetencias con que la cultura consumista, hedonista e individualista intenta permanentemente ganarnos el corazón alejándonos de los pobres.

b) El cultivo de nuestra vida comunitaria. El proyecto de humanización desde Jesucristo nos demanda la necesidad de crear comunidades que lo desarrollen y acompañen a los militantes en su proyecto de vida. Sólo de este modo podremos realizar una verdadera encarnación en el mundo obrero empobrecido y convertirnos en referencia y testimonio de vida alternativa.

c) El desarrollo de un quehacer que sea apostólico y comunitario. La vida que Jesucristo nos ofrece la podremos construir y vivir respondiendo desde la gratuidad al amor que Él ha derramado en nosotros. Daremos esta repuesta poniendo el sufrimiento de los más pobres y débiles del mundo obrero en el centro de nuestra existencia. Seguiremos impulsando la acción de las organizaciones sindicales y sociales en favor de los colectivos obreros más precarios.

Damos gracias por el trabajo solidario y humanizador que muchas personas, grupos y organizaciones, creyentes y no creyentes, tanto en el ámbito local como en el global, siguen realizando en los más diversos campos y en las más diversas situaciones. Ello nos mueve a pensar que la esperanza sigue naciendo y floreciendo en el corazón humano. Nos alegramos también de la actuación que la Iglesia tenemos en este campo y damos gracias a Dios por ello. Todos somos necesarios en esta tarea, también el Movimiento Junior de AC, con el cuál nos solidarizamos en estos momentos. Como un gesto más, junto a todos éstos, y siendo conscientes de que no debemos dar como caridad lo que corresponde como justicia, hemos realizado una colecta económica cuyo importe pondremos a disposición de las organizaciones que trabajan con las víctimas de la crisis que padecemos.

Nos comprometemos a impulsar el trabajo de las organizaciones políticas, sindicales y ciudadanas y de todas las personas de buena voluntad en la construcción de formas de vida y de acción que pongan en el centro de su existencia y quehacer el amor y la justicia que los empobrecidos de todo el mundo reclaman y necesitan para construir su proyecto de humanización.

Continuaremos también animando la corresponsabilidad del laicado en la vida de la Iglesia, la Pastoral Obrera de toda la Iglesia y su opción evangélica por los empobrecidos.

Madrid, 16 de agosto de 2009

XII ASAMBLEA GENERAL DE LA HOAC

Obispos y destacados teólogos saludan a la Asamblea

Muchas han sido las personas que han enviado comunicaciones a la XII Asamblea General. No han podido asistir, pero nos acompañan con la palabra. Os presentamos algunos extractos.

“Cada vez se hace más necesaria una presencia lúcida, crítica y comprometida en el cada día del mundo obrero. A la luz de la fe y en la pasión por el Reino. Precisamente hoy estábamos hablando con unos amigos sobre el fenómeno de la “urbanización” de la vida de nuestros pueblos. Nuestra América tenía el 75% de la población en el campo, hoy ese porcentaje está en la ciudad, y además el trabajo está siendo “desmoralizado”. En el capitalismo clásico el capital necesitaba del trabajo; en el capitalismo neoliberal puede prescindir mucho. Aquí vivimos el problema de la falta de trabajo y del trabajo esclavo.

Acompañaremos de lejos pero muy de corazón la asamblea general de la HOAC (yo estoy totalmente imposibilitado de participar de cerca; el parkinson tiene sus exigencias). Una buena consigna habéis escogido: ‘para evangelizar el mundo obrero y del trabajo, humanicemos la cultura”.

Pedro Casaldáliga

“No podré estar con vosotros esos días. Y bien que lo siento. Mi edad y mis limitaciones de salud me lo impiden. Estaré, sin embargo, con vosotros con el espíritu y la oración”.

Rafael Torija, obispo emérito de Ciudad Real

“Estoy seguro que será un momento de gracia y bendición para todos los presentes. Y supondrá un enriquecimiento espiritual y un mayor conocimiento fraterno, que les ayudará en la importante misión que realizan en medio del mundo obrero”.

23 de agosto de 2009

Demasiadas reuniones inútiles

El exceso de reuniones en la Iglesia hace ineficaz el trabajo de la evangelización

Una de las enfermedades que padece la Iglesia es la «reunionitis». Nos entusiasma rellenar la agenda con citas, reuniones, encuentros... para hablar, debatir, proponer, discutir, proyectar, organizar y definir. Pero, lo importante es poner manos a la obra, porque hablar y discutir nos gusta a todos.

(Altagracia Domínguez/ReL) Podríamos preguntarnos si tanta «reunionitis» se traduce después en una acción eficaz, en una práctica. La vida no se construye con sueños, aunque se nutra de ellos, sino con actos concretos. La reunión, qué duda cabe, es un buen instrumento de trabajo. Su objetivo es programar y organizar, pero no debe convertirse en una obsesión, en un ídolo, en el puro placer de reunirse. Hay quien piensa que el objetivo de la reunión es la misma reunión. En el ámbito eclesial sucede que la reuniones proliferan: congresos, comités, seminarios de estudio, encuentros. Estamos en la era de los encuentros, nos sobran sillas y nos falta diligencia y construcción.

Pérdida de tiempo

Giovani Battista Bosco, profesor de pedagogía pastoral manifiesta que se queda perplejo ante el «modo de organizar y gestionar ciertos congresos pastorales y algunos presbiteriales, sin un orden del día, sin una hoja de trabajo, sin una relación introductoria, ...» Palabras y más palabras; las palabras se las lleva el viento y no estamos para divagaciones. Y añade que alguno está convencido, pero convencido en serio, de que basta pasión y corazón. Otros sin embargo, alimentan una total confianza en la confrontación y el debate y curiosamente «pierden el tiempo» en reuniones. Para Bosco el defecto más frecuente es la convicción de que la buena voluntad es suficiente.

Instrumentos como las ciencias de la educación, de la formación, la competencia específica son cosas irrelevantes. Por otra parte, el profesor de pedagogía pastoral se ha dado cuenta de que los que dirigen las reuniones, los líderes, son con frecuencia sacerdotes. Sin embargo, y lo dice precisamente un sacerdote, el P. Tomás Morales S.I es «la hora de los laicos». Quizá todavía se vive en algunas ocasiones un cierto clericalismo. Señala Bosco que ningún sacerdote está habilitado automáticamente para saber guiar un grupo. Cuando no se es competente, y no se está obligado a serlo, se delega en un laico.

Publicado el 13 Julio 2009 - 11:09am