Google+ Followers

29 de abril de 2010

HOAC
         
      

                                                   INVITACIÓN  
EUCARISTIA DEL 1 DE MAYO 2010

Presidida por el Sr. Obispo


LUGAR: Parroquia de San Pablo
DIA : Sábado 1 de Mayo a las 19.30

Te animamos a que celebres con esta Eucaristía la Fiesta de los Trabajadores


El primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es el hombre, la persona en su integridad (Cáritas in Veritate, 25)

CARTA PASTORAL DEL SR. OBISPO DE JAÉN CON MOTIVO 
DEL DÍA DE SAN JOSÉ OBRERO


«Crisis y paro»

Jaén, 22 de abril de 2010

Los Medios de Comunicación nos hablan que caminamos en España hacia los cinco millones de parados. ¡Cuántas tragedias anónimas y cuánto dolor! Y, en todo el mundo ¿cuántos?

Pensemos, además, que en muchos países el trabajador no tiene seguro de desempleo, ni seguridad social, ni pensión en la vejez... Pensemos que incluso se llega, en más de un lugar, a la explotación de los niños que, abandonando la escuela, se les dedica a trabajos más de una vez clandestinos, mal pagados, si no es a la mendicidad y al tráfico de droga.

En el día de San José Obrero, en que recordamos y nos unimos de forma muy especial a todos los trabajadores, queremos estar muy cerca y pedir al Señor sobre todo por quienes les afectan estos problemas. Queremos reconocer y alabar el esfuerzo de tantos empresarios y organizaciones, como la HOAC., que intentan soluciones y estar muy cerca, todos los días, de los hermanos que sufren esta triste y cruda realidad.

¿Qué nos pasa, podemos preguntar, que a pesar del progreso de la humanidad, tenemos que lamentar situaciones tan críticas y nada excepcionales, aun en países desarrollados? Y siempre llegamos a la misma conclusión: nuestros egoísmos.

En vez de ser hombres y mujeres, hermanos de nuestros hermanos, sin fronteras ni colores, en vez de vivir la solidaridad y caridad, conociendo que es más grande abrir el corazón y nuestras manos para compartir, amar, preferimos atesorar, juntar y más juntar, tener y más tener, cerrar fuerte nuestros puños, olvidándonos del que no tiene y lo necesita. No es éste, desde luego, el camino del Evangelio de Jesucristo.

El verdadero trabajador se siente colaborador de Dios en su obra creadora, en favor de toda la humanidad. Bendice el don de poder ganarse el pan para los suyos y repartir para otros. Busca y trabaja con los demás para que las Instituciones y los Estados contribuyan eficazmente, muy por encima de otros intereses, a la justa reorganización del mundo del trabajo.

San José Obrero, el trabajador callado y honrado de Nazaret, hace ya más de dos mil años que vivió con entrega este programa. A él encomendamos las familias más necesitadas y pedimos mueva e ilumine las mentes y corazones de los responsables más directos en el mundo laboral.

Con mi saludo y felicitación.

RAMÓN DEL HOYO LÓPEZ
OBISPO DE JAÉN
COMUNICADO 1º DE MAYO 2010
           MTC, HOAC, JOC
Los movimientos especializados de Acción Católica para la evangelización del Mundo Obrero: JOC (Juventud Obrera Cristiana), MTC (Mujeres Trabajadoras Cristianas) y HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica), en esta celebración del Día Internacional del Trabajo, queremos estar cercanos a las alegrías y a las angustias de los trabajadores y trabajadoras, especialmente de quienes sufren el paro o soportan unas condiciones de trabajo que imposibilitan una vida digna.
Las situaciones de verdadero empobrecimiento y deshumanización que padece hoy el mundo obrero son consecuencia, en gran medida, de la especulación financiera y del egoísmo desmedido de las personas que gestionan los mecanismos de las entidades financieras. Un egoísmo impulsado por el sistema económico capitalista y que ha penetrado con intensidad en la sociedad a través del consumo, provocando una grave crisis ética, alimentaria, ecológica… y humanitaria.
Los datos hablan por sí solos: 4.166.613 personas en situación de desempleo, (paro registrado en marzo de 2010); el 40% de los jóvenes no encuentra empleo; las personas inmigrantes son quienes siguen ocupando los trabajos peor remunerados y forman parte de la bolsa de la economía sumergida, etc. Mientras tanto, el Gobierno lanza la propuesta de prolongación de la jubilación más allá de los 65 años y algún dirigente empresarial propone contratos sin derechos socio-laborales para los jóvenes. Y no podemos olvidar que según el VI informe FOESSA del año 2008, España es un país donde el 19% de sus habitantes vive por debajo del umbral de la pobreza.
La actual crisis podría tener un aspecto positivo si de la misma brotasen propuestas que nos ayudasen a organizar la sociedad al servicio del bien común, poniendo en el centro de la actividad económica a las personas y los derechos de los empobrecidos. La situación actual debería abrirnos los ojos y el corazón a la necesidad de profundos cambios en nuestra sociedad y en la forma de entender y organizar la economía, siendo conscientes de que otro mundo es posible, y de que lo podemos arreglar si tenemos en cuenta la justicia, la igualdad y la fraternidad que nos debemos como hermanos, hijos e hijas de un mismo Dios.
Como creyentes seguidores de Jesús de Nazaret queremos proponer que para nosotros, y para un país que se quiera organizar humanamente, “el primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es el hombre, la persona en su integridad” (Caritas in veritate, 25). Por tanto, es preciso ampliar la protección social de las personas, sobre todo de aquellas que tienen menos recursos, así como replantear cómo compartir el trabajo que disponemos, y que vivir dignamente no dependa exclusivamente del hecho de tener un trabajo asalariado. ¿Cómo se puede alargar el período de vida activa de una persona hasta los 67 años si hay jóvenes de 20, 30 y 40 años que no pueden acceder al mercado de trabajo?
Deberíamos reflexionar seriamente sobre la necesidad de crecer en prácticas de solidaridad en nuestra sociedad, cuestionando las actitudes personales y las disposiciones legales cada vez más restrictivas y excluyentes respecto a la acogida de nuestros hermanos y hermanas inmigrantes. Hemos de superar los planteamientos miopes de ver la realidad solamente desde los propios intereses individuales, para que todas las personas podamos aspirar a una vida digna, con un trabajo decente y el acceso a los recursos y servicios sociales fundamentales. En este sentido, el eje de la próxima reforma laboral, por encima de criterios económicos, debe ser la salvaguarda de los derechos de las personas trabajadoras y de sus familias
El 1º de mayo es un día de Fiesta para reivindicar la centralidad del trabajo en la vida de las personas y reclamar a los gobiernos que pongan en el centro de sus preocupaciones las alegrías y las angustias de toda la sociedad, especialmente de los empobrecidos de nuestro país y de los trabajadores y trabajadoras del mundo.
Mujeres Trabajadoras Cristianas (MTC) - Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) - Juventud Obrera Cristiana (JOC)
COMUNICADO ANTE EL 1º DE MAYO
DIA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES
2010: Una oportunidad histórica
Los movimientos afiliados al Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) nos sentimos cercanos a tantos compañeras y compañeros de trabajo de muchos rincones de este mundo, junto con los cuales vivimos con angustia y preocupación este momento laboral de paro y pobreza acentuado por la crisis económica mundial.
El observatorio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la crisis mundial del empleo ponía de manifiesto que lo que “empezó como una crisis en los mercados financieros, se convirtió rápidamente en una crisis mundial de empleos que está provocando privaciones y pobreza en la vida de muchas trabajadoras y trabajadores, familias y comunidades”.
No podemos ignorar que antes de esta crisis, cuando el crecimiento mundial era elevado, ya se vivía una situación dura que se presentaba en el difícil acceso a alimentos, a salud, a bienes públicos, así como en el nivel altísimo de pobreza y economía informal, la agravación de la desigualdad de los ingresos, en un contexto de importantes desequilibrios sociales.
Esta situación se ha agravado con la crisis: las empresas han dejado de contratar personal y muchas han despedido y están despidiendo a considerable número de trabajadores. Esto conlleva al sufrimiento, empobrecimiento, pérdida de confianza y al deterioro de la “empleabilidad”, pues cuanto más tiempo permanece desempleada una persona más difícil le resulta volver a trabajar.
Entre los más afectados figuran especialmente los niños de las familias más pobres y vulnerables. Según la OIT el aumento del desempleo y la pobreza amenazan con poner en peligro la educación, la salud y el bienestar de los niños. Ello podría frenar, o incluso revertir, los recientes avances mundiales en cuanto a la disminución del trabajo infantil y al incremento del acceso a la educación.
La crisis económica aumentó también el número de mujeres desempleadas, dijo la OIT en su informe anual Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres (GET). Así mismo se presenta un aumento del número de migrantes que regresan a su lugar de origen y una reducción del flujo de inmigrantes admitidos.
Los jóvenes son otro de los colectivos más azotados por esta crisis: jóvenes cuyas aspiraciones y deseos profundos de asegurar el futuro y contribuir a sus familias, a sus comunidades y a la sociedad, se ven truncados por falta de un empleo. El desafío que enfrentan la sociedad, las naciones y todos los países del mundo es insertar a la juventud en el acceso a un empleo seguro, productivo y al trabajo decente Ante esta situación muchas voces se han elevado para señalar el rumbo insostenible que se ha estado dando a la globalización. En el llamamiento internacional para la creación de un Pacto Mundial por el Empleo que realizó el pasado año la OIT, se apela a la necesidad de sentar las bases de una economía mundial justa y sostenible, diciendo que“es vital potenciar el respeto y la utilización de los mecanismos de diálogo social, como la negociación colectiva”.
Señala que “el diálogo social es un mecanismo de incalculable valor para el diseño de políticas adaptadas a las prioridades nacionales. Así mismo, es una base sólida para suscitar la adhesión de los empleadores y de los trabajadores a una acción conjunta con los gobiernos, la cual es indispensable para superar la crisis y llevar adelante una recuperación sostenible”.
En esta situación los cristianos podemos prestar un servicio inestimable ofreciendo el patrimonio de nuestra doctrina social. Rerum Novarum, considerada el primer documento de la Doctrina Social de la Iglesia, habla de la cuestión obrera teniendo como criterio fundamental que “a nadie le está permitido violar impunemente la dignidad humana, de la que Dios mismo dispone con gran reverencia”. Defiende, entre otros, el derecho al trabajo y a un salario justo, el derecho al descanso, el derecho de asociación, la protección de mujeres y niños.
Veamos esta crisis como una oportunidad para abrir nuestros ojos y nuestro corazón a la necesidad de profundos cambios en la sociedad y en la forma de entender y organizar la economía. Cambios en el ámbito de la economía financiera y especulativa para poner la riqueza y los recursos al servicio de las necesidades de las personas, en la afirmación práctica de los derechos del trabajo y en el avanzar hacia un trabajo decente porque “el primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es el hombre, la persona en su integridad” (Caritas in veritate, 25).
Este 1º de mayo nos abre un gran horizonte para la práctica de la solidaridad con nuestros compañeras y compañeros de trabajo, también una oportunidad para la práctica de la justicia y la participación de todos los agentes a nivel internacional en la construcción de otro modelo basado en el trabajo decente. Necesitamos caminar hacia una economía que se preocupe de las personas y de la vida social, de una distribución justa de los bienes, de producir lo necesario de forma decente, respetuosa con la dignidad de los trabajadoras y trabajadores y cuidadosa con la naturaleza. Seamos conscientes de esta oportunidad histórica. Nos va en ello el futuro de nuestra humanidad.
Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC)

17 de abril de 2010

---- Abusos sexuales a menores -------- La respuesta de la Iglesia

La respuesta de la sociedad civil (al menos en España) ante estos crímenes está definida: denuncia ante un juzgado penal, policía nacional o guardia civil.
En cuanto a la Iglesia, entendida como organización religiosa jerarquizada, regida en sus actos apostólicos por otro orden, el derecho canónico, ésta tiene sus propios medios para, en su caso, apartar del ministerio ordenado al sacerdote pedófilo. Por lo tanto, la cuestión es que se tomen las medidas oportunas por parte de la autoridad eclesiástica. Pero también que aquellos miembros de la Iglesia conocedores de estos atroces hechos denuncien ante la justicia terrena. Así lo está recomendando el Papa en sus últimos discursos y escritos. La dignidad humana debe estar por encima de cualquier institución (y esto último casi me atrevo a decir que es palabra de Dios)
Como seglares somos miembros activos de la sociedad civil y al mismo tiempo de la Iglesia, y por lo tanto, responsables del bienestar de los miembros de ambas (y de su salvación).
Tras la publicación de unos documentos en la web de la Santa Sede en los que se trata la respuesta de la Iglesia a los abusos sexuales a menores, algunos podríamos pensar (pues el pensamiento es libre) que si bien, la relativa antiguedad de los documentos es notoria, la reacción de la santa sede ante estos crímenes es tardía y como consecuencia de un escándalo a nivel mundial. Conviene recordar que la luz viaja a 300.000 Km/segundo.
Escrito a título personal: Joaquin F. Rodríguez Flores


Documentos pontificios
El Papa a las víctimas de abusos y a sus familias (tomado del 6° parágrafo de la carta del Papa) (
Video)
Carta pastoral del Santo Padre Benedicto XVI a los católicos de Irlanda (19 de marzo de 2010)[Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Polaco, Portugués]
Encuentro de Benedicto XVI con los obispos irlandeses, febrero de 2010 – Comunicado de prensa[
Inglés]
Encuentro de Benedicto XVI con algunos obispos irlandeses, diciembre de 2009 – Comunicado de prensa[
Inglés]
Encuentro con la "Assembly of First Nations of Canada", abril de 2009 – Comunicado de prensa [
Inglés]
Discursos y comunicados de prensa – Viaje apostólico de Benedicto XVI a Australia, julio de 2008[Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]
Discursos y comunicados de prensa – Viaje apostólico de Benedicto XVI a los Estados Unidos, abril de 2008[Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]
Discurso de Benedicto XVI a los obispos irlandeses en visita «ad Limina», octubre de 2006[Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]
Discursos de Juan Pablo II a varios grupos de obispos norteamericanos en visita «ad Limina», 2004[Español, Inglés, Italiano, Portugués]
Discurso de Juan Pablo II a los cardenales americanos, 2002[Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]

Otros documentos de interés
"Guide to Understanding Basic CDF Procedures concerning Sexual Abuse Allegations"[
Inglés, Italiano]
Nota del padre Federico Lombardi sobre los abusos. Después de Semana Santa, mantener el rumbo (9 de abril de 2010)[Español, Francés, Italiano]
"The New York Times and Pope Benedict XVI: how it looks to an American in the Vatican" - Entrevista del cardenal William J. Levada (26.03.10) [
Inglés]
Declaración del Director de la Oficina de prensa de la Santa Sede en relación al "Caso Murphy" (25.03.10)[Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]
El Padre Federico Lombardi sobre la Carta a los católicos irlandeses (20 de marzo de 2010) [Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano]
Síntesis de la Carta del Santo Padre a los católicos de Irlanda[Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]
Comunicado de la archidiócesis de Munich (13.03.10)[Alemán, Español, Francés, Italiano, Portugués]
Nota del Director de Radio Vaticana (13.03.10)[Español, Italiano]
Comunicado del Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (12.03.10)[Español, Inglés, Italiano, Portugués]
Intervención de Mons Tomasi (10.03.10)[
Italiano, Portugués]
Declaración de los obispos alemanes (25.02.10)[
Inglés]
Articulo de Mons. Versaldi (OR 21.03.10)[Español, Italiano, Portugués]
Entrevista a Mons. Scicluna (13.03.10)[Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano]
"The Procedure and Praxis of the Congregation for the Doctrine of the Faith regarding Graviora Delicta" - Mons. Charles J. Scicluna, Promotor de Justicia [
Inglés]
Articulo de Mons. J. P. Beal sobre la Crimen Sollicitationis (2007) – © Studia Canonica[
Inglés]
Traducción privada de la Crimen Sollicitationis 1962[
Inglés]

16 de abril de 2010

16 de abril. Día contra la ESCLAVITUD infantil

No es trabajo es esclavitud infantil.
Con el inicio de este nuevo siglo asistimos a una de las situaciones más vergonzosas de nuestro tiempo: 400 millones de niños esclavos en todo el mundo, entre 4 y 14 años, de los cuales 165 millones tienen menos de 5 años. Guerras, prostitución, explotación laboral, hambre, malos tratos, ... es el panorama de millones de niños cada día. La explotación infantil sigue aumentando en todo el mundo (se multiplica en el Sur empobrecido y reaparece en el Norte enriquecido) como consecuencia del comercio internacional, el monopolio tecnológico, la pasividad y cinismo de los organismos internacionales, incluido los sindicatos, así como por las políticas económicas impuestas por las instituciones financieras internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, etc) y su complicidad con los gobiernos para favorecer a las grandes compañías internacionales.